martes, 14 de febrero de 2012

UN CAMINO SINUOSO

UN CAMINO SINUOSO
Mediodía de un jueves, a fines de octubre, treinta y tres grados de temperatura; sensación térmica 37°C, ciento por ciento de humedad, repetidos truenos rugían y gruñían prometiendo tormenta eléctrica por la tarde, tal como estaba anunciado en el pronostico.
La gente abandonaba los calurosos departamentos de la ciudad, buscaban los negocios u oficinas con aire acondicionado, que exhalaban  bocanadas de aire caliente al entorno de los edificios.
Manuel Soto miro a su mujer a través del vidrio de la sección de Terapia intensiva y Unidad Coronaria del Sanatorio; podía ver en la pantalla del monitor. la linea verde zigzagueante que marcaba el ritmo cardíaco y oír el sonido emitido,que secuenciaba el ritmo del corazón, para escucharlo sin mirar la pantalla.
Le pareció, tenia un espantoso color verde grisáceo, el pelo pegado y transpirado... justo ahora que parecía, tenia todo organizado, creía que andaba bien y ahora esto, después de una oclusión coronaria la tuvieron en UCO por tres días; de vuelta a su habitación, me preparaba para llevarla a casa, cuando tuvo otra, con toda la maldita medicación que le hicieron, tenia que darle otra.
Se dio cuenta que estaba enojado con su mujer, y sabia que eso no era justo, la pobre, no tenia la culpa. Luego de verla se fue en busca de la mujer que le había llamado por teléfono, de contaduría del sanatorio, se llamaba Sra A.A.PATTI, era una mujer alta de aspecto androide, blusa blanca,, falda oscura, con el cabello recogido hacia atrás en un rodete y un distintivo blanco prendido en la blusa, donde se leía su nombre, le llevo a una oficina administrativa y se ubico en un escritorio, abrió una carpeta y hojeo lentamente las cuentas y formularios.
- Me informan del servicio de cardiologia, que su esposa podrá volver al servicio general, mañana.
- Magnifico !!! estuve tratando de informarme allí, pero nadie parecía saber nada.
-Hemos completado el tiempo que ha pasado en el sanatorio durante esta enfermedad y debo avisarle que dentro de seis días, a partir de hoy, cesan los servicios de su obra social....El la miro fijamente.
- No comprendo.
- No se como decírselo mas claramente, Sr Manuel Soto, tendrá que arreglar la transferencia a una casa de ancianos o conseguir alguien que la cuide en su casa.
- Pero ella esta muy enferma!!!
- Sr Soto, nos vemos obligados a tomar decisiones sobre gente enferma todos los días del año.
- Su medico no querrá que salga tan pronto.
- Si quiere hacer una presentación con la finalidad de prolongar su estadía aquí, y si lo aprueban, puede... es claro que los gastos correrán a su cargo en lugar de la obra social.
-¿Porque?
- Se Manuel Soto, que los beneficios de la obra social, se han agotado.
- ¿ Pero, que piensan que puedo hacer con ella?.
- Tengo una mañana muy ocupada, Sr Manuel Soto y afuera hay dos personas esperando, para verme ahora mismo, desearía dedicarle mas tiempo, pero tengo la impresión que solo le repetiría lo que ya le he dicho. De paso aquí tiene la ultima cuenta de los items que no cubre la obra social: 158,50 dolares, puede pasar por la caja ahora...¿Tiene su chequera?
- No.
- Siempre conviene traerla, cuando se viene a esta oficina.
Camino por el corredor, doblo en la esquina hacia la derecha, hacia la izquierda un cartel decía:" Área restringida,no ingresar, Sector VIP.
Manuel Soto subió al ascensor en el cuarto piso y marco, plata baja, estaba enojado, preocupado y con decisiones difíciles de tomar y resolver, debía tranquilizarse... cruzo la calle para ir en la búsqueda de su Ford Falcon que tenia estacionado en la cochera, debía regresar a su casa, en un poblado distante a 45 km de la ciudad.
...............continua en 2

No hay comentarios: