jueves, 9 de febrero de 2012

SOMBRAS

SOMBRAS
Camine en el valle de las sombras ,buscando los restos de lo que quedo de mi, juntando los fragmentos de mis sueños rotos, entre las ordenadas filas de lapidas, que antaño feliz fui, recuerdos borrosos y espejos que no devuelven mi imagen, vacíos de reflejos, y esta manía de traerte de entre el silencio, que me arrastra hacia el abismo, me arrastra a sumergirme en la mas fría oscuridad de mi alma, envuelta en sombras, desde allí observo el mundo, donde el tiempo se esfuma, siendo la muerte la única manera de sentirme protegido, es tal el silencio, que siento golpear como campanadas, al escuchar el sonido de mis lagrimas que golpean al caer sobre el papel que escribo, seguramente en mi vida alguna vez hubo luz que permite la síntesis del día, porque nadie nace en la oscuridad cuando se da a luz,  pero solo recuerdo estar siempre en la penumbra, a la espera de un día que nuca llegara, solo con mi sombra.
Alguna vez fui feliz, solía verme en tus ojos, y ver que nuestras sombras caminaban juntas, eramos una sola sombra en medio de la noche, pero solo fue una ilusión de ver tu sombra, que aun busco, para acompañar mi sombra sumergida en la noche, déjame entrar en tu sombra escondida en la soledad de la noche de esa mujer enamorada que deambula por el valle de las sombras para esconder su dolor, para calmar los tormentos de su alma, y leo una y otra vez una vieja carta amarillenta y arrugada para sentirte a mi lado, aunque sea por un instante, si tan solo pudiera palpar las sombras, pero solo puedo esconderme en ella.
A veces la ausencia duele tanto, como el olvido, son las sombras las que acarician tu recuerdo.
Ahora solo quiero descansar, abrazado a la sombra mas oscura, desvanecerme lentamente en la penumbra para que mi alma ahogue mi nostalgia.

No hay comentarios: