sábado, 2 de septiembre de 2017

LA LEYENDA DE LA " ROSA DEL INCA "




TEMPLO DE LAS AJLLAS, VÍRGENES SACERDOTISAS DEL INTI, SE LEVANTABA IMPONENTE A ORILLAS DEL LAGO
TITICACA, EN ESE RECINTO, DONDE EL SOL Y LA LUNA SE ENCONTRABAN UNA VEZ POR AÑO PARA FECUNDAR LAS
 MIESES, IRRADIAR LA LUZ Y HACER BROTAR LAS AGUAS, SOLO SE HABRÍA PARA QUE SALGA LA SACERDOTISA
QUE EL INCA ELEGÍA PARA PROLONGAR LA PUREZA DE LA RAZA. HUAIRACOCHA INAUGURABA ALLÍ EL REINO DE LA
DIOSA PACHAMAMA.

EN UN LEJANO DÍA, EL INVENCIBLE GUERRERO TUPAC CANQUI SE ATREVIÓ A CRUZAR EL ESPEJO DEL LAGO SAGRADO
, ESCALO LOS ALTOS FARALLONES QUE GUARDABAN EL RECINTO Y LA CURIOSIDAD LO LLEVO A PROFANARLO.
EN ESE LUGAR DESCUBRIÓ A LA HERMOSA ÑUSTA AJLA.
APENAS SE VIERON SE ENAMORARON PERDIDAMENTE PERO LAS LEYES DEL INCA ERAN MUY
RÍGIDAS. LOS AMANTES HUYERON HACIA EL SUR PARA SALVAR LAS MIESES DE LAS NUEVE LUNAS. EL TIHANACO
 TEMBLABA DE IRA Y DE TROPELES ARMADOS DE CHASQUIS Y GUERREROS QUE BUSCABAN EL CASTIGO PARA
REPARAR LA OFENSA A LA CASA DEL INCA. PERO A PESAR DE LA PERSECUCIÓN, NO PODÍA ALCANZAR A TUPAC
 CANQUI Y A SU AMADA ÑUSTA, PORQUE ELLOS ANDABAN MUY LEJOS. RODANDO SIERRAS HABIAN LLEGADO
 HASTA LAS PROXIMIDADES DE LOS SALARES DE DEL PICANACO.
EN EL SUELO DE ANDALGALA, BAJO EL SOL DE SU CIELO. FRUCTIFICO SU AMOR FUERTE Y VALEROSO, HECHO
DE SACRIFICIOS Y LAGRIMAS, DE AMOR, DE ILUSIÓN Y DE ESE AMOR NACIERON MUCHOS HIJOS, DESCENDIENTES
 DE LOS AIMARAES Y FUNDADORES DE LOS PUEBLOS DIAGUITAS. SI BIEN LA LEY DEL INCA ALCANZARON A LOS
ENAMORADOS, SE CUMPLIÓ EL MALEFICIO DE SUS HECHICEROS, YA QUE LA MUERTE LE LLEGO A ÑUSTA, QUE FUE
 ENTERRADA EN LA CIMA DE UNA MONTAÑA CERCANA.
EL VIEJO GUERRERO. RENDIDO POR EL DOLOR DEL  AMOR PERDIDO PARA SIEMPRE. SE ACOSTO UNA NOCHE
 A DORMIR EL SUEÑO MILENARIO DE LA PIEDRA. EL PERFIL DE SU SILUETA LEGENDARIA AUN PUEDE VERSE
AL ANOCHECER, A LA HORA QUE EL SOL Y LA LUNA SE ENCUENTRAN EN LAS MONTAÑAS DEL PONIENTE: ES EL
GIGANTE DORMIDO QUE A LA VEZ INFUNDE TEMOR Y ADMIRACIÓN.
UN PASTOR DE ALDAGALA QUE SE ENCONTRABA ARREANDO VICUÑAS FUE EL PRIMERO QUE VOLVIÓ AL LUGAR
DONDE ESTABA ENTERRADA LA ÑUSTA Y CON GRAN ASOMBRO VIO ENTRE LOS PEÑASCOS QUE HABÍAN TAPADO
 AQUEL CUERPO. LA PIEDRA HABÍA FLORECIDO EN PÉTALOS DE SANGRE QUE FORMABAN ROSAS, PINTANDO
 DE ESE COLOR LA DURA SUPERFICIE. TOMO UNA DE ESAS ROSAS HECHAS DE GOTAS DE SANGRE PETRIFICADA
DE LA LEJANA TIERRA ANDAGALENSE. PARA OFRECERLE AL INCA, AL RECIBIR LA PIEDRA. LA MANO DEL
 INDÓMITO GUERRERO TEMBLÓ DE EMOCIÓN AL RECUPERAR A LA DULCE INDIA, A QUIEN LAS GENERACIONES
 HABÍA PERDONADO, ERIGIENDOLA EN MÁRTIR DEL AMOR.

DESDE ESE ENTONCES, LOS TROZOS DE ESAS PIEDRAS, BAUTIZADA ROSA DEL INCA, ADORNAN EL CUELLO DE 
LAS PRINCESAS
DEL TIHUANACO, COMO EXPRESIÓN DEL
 PERDÓN DE FIDELIDAD Y SACRIFICIO, 
COMO SÍMBOLO DEL AMOR VERDADERO.


(*)Hermosa leyenda...La RODOCROSITA, es la piedra, como la flor de ceibo en lo en lo vegetal es un símbolo nacional Argentino















2 comentarios:

Beatriz Silva dijo...

La Rosa del Inca, otra historia oscura “Esto es un saqueo total”, dice una vecina de Andalgalá. No se refiere, a La Alumbrera, el megaproyecto ubicado a 60 kilómetros de esa localidad. Habla de una mina mucho más modesta, llamada “Las Capillitas”, que es única a nivel mundial. Y es que de allí se extrae una de las pocas piedras semipreciosas de que dispone la Argentina: la Rodocrocita o “Rosa del Inca”. No es ni más ni menos que la piedra nacional y en ese papel engalana hasta el bastón presidencial. La historia de Las Capillitas es tan larga como oscura . La existencia de esta mina era conocida por los nativos, pero su explotación comercial comenzó en 1856 . En 1940, pasó a manos del Estado. “Siempre fue un negocio para pocos . Había funcionarios que salían siendo socios de la mina, nunca se transparentó y siempre se escondieron datos”, rememora otra fuente que prefiere el anonimato. Las Capillitas, en rigor, actualmente es administrada por una empresa mixta llamada Somica Dem, pero entre 1991 y 2007, estuvo “usurpada” por las firmas Víctor Contreras SA y Minera Andina, en una causa que todavía investiga la justicia federal . “Sacaban 25 mil kilos de Rodocrocita pero solo blanqueaban 10.000 kilos”, denuncia el estudioso León Cecenerro. “Todo Andalgalá sabe que los camiones salían con o sin guías. Incluso el año pasado se perdieron tres camiones cargados”, añade la vecina. Cada kilo de “Rosa del Inca” se vende a entre 500 y 800 pesos. En Andalgalá, el único lugar del mundo que dispone de una veta de Rodocrocita, los artesanos no consiguen esa piedra semipreciosa, la piedra nacional, salvo por alguna intervención esporádica de la municipalidad. Saludos al G15 Inca!

Hector Mansilla dijo...

Hermoso tu comentario Beatriz, por el aporte de datos concretos, sobre el planteo de una leyenda.