jueves, 12 de enero de 2017

NEUROCIENCIAS : LA NUEVA FORMA DE ENTENDER A LA MENTE HUMANA (PARTE-2)




Ahora sabemos que es necesario conocer el cerebro para poder entenderlo y diseñar estrategias para poder mejorar nuestra conducta y asi, solucionar los grandes problemas en materia de politicas publicas relacionadas con los problemas psicológicos.

Descubriendo como pensamos y sentimos.
De igual modo, las NEUROCIENCIAS nos han permitido mostrarnos tal como somos, tal y como es nuestro ser biológico.
Negar la función y responsabilidad del cerebro en nuestra conducta no va a cambiar nada nuestra condición.

Ademas, los descubrimientos sobre nuestro cerebro tienen implicaciones morales " la negativa a reconocer la naturaleza humana es como la vergüenza que el sexo producía en la sociedad Victoriana y aun peor: distorsiona la ciencia y el estudio, el discurso publico y la vida cotidiana". Por eso debemos apoyar a una ciencia que nos esta permitiendo conocernos, conocer como somos y porque somos así. Y debemos hacerlo sin miedo y apostando a mejorar nuestra condición humana en función de conocer nuestra condición humana, es decir nuestra naturaleza humana, con un rostro humano.

Otro de los motivos del porque las personas, científicos y en especial los psicólogos deben acercarse al estudio de las neurociencias es porque este ámbito de estudio esta rompiendo mitos y vuelve a plantar problemas clásicos, pero ahora con un enfoque riguroso desde el punto de vista de lo científico. Uno de esos problemas es el de la relación mente-cerebro, este ha dejado de ser un "monopolio de la Filosofía", para convertirse en un tema donde múltiples disciplinas tratan de darle una solución, siempre tomando en cuenta la función del cerebro.

Estas nuevas ciencias incluidas en la NEUROCIENCIA se encuentran revolucionando todos los aspectos de la vida cotidiana, por ejemplo, ahora se hacen políticas publicas que toman en cuenta al cerebro en materia de educación, derecho, medicina, tecnologías. Países como los EEUU tienen proyectos completos, similares al del GENOMA HUMANO, relacionados con las neurociencias.

   
Las neurociencias como herramientas del psicólogo:
entendamos mejor a la maquina "El cerebro nos guste o no, es una maquina. Los científicos han llegado a esa conclusión, no porque sean unos aguafiestas mecanicistas, sino porque han acumulado evidencias de que cualquier aspecto de la conciencia puede vincularse con el cerebro"-

Desde luego, el organo que tenemos dentro del craneo es tan dificil de entender que hasta ahora es considerado practicamente el objeto mas complejo del sistema solar. Tal como lo expreso CARL JUNG:" En cada uno de nosotros hay otro al que no conocemos".

Ese animalito caprichoso adicto a los carbohidratos es el material mas complejo del universo y ese mismo animalito es el objeto de algunas disciplinas como la neurociencias, que bien pueden ser una herramienta para otras como la psicología. Las  neurociencias nos muestran el lado biológico de la mente y el cerebro y en el residen algunas cuestiones como la conciencia, la cognición. El objeto de estudio de esta disciplina es el responsable de nuestras conductas y otras cuestiones mas de las que se encarga de estudiar la psicología, y por eso es importante apoyarnos en estas herramientas que nos acercan a esa parte biológica responsable de la mayoría de nuestra conducta.

Nuestro cerebro pesa un kilo doscientos gramos y esta compuesto por dos tipos de células: las neuronas y la glia. Todas las personas albergan cientos de miles de millones de estos cuerpos microscópicos, y tal, como dice Eagleman " cada una de estas células es tan complicada como una ciudad   y cada una de ellas contiene todo el GENOMA HUMANO y hace circular miles de millones de moléculas de intricadas  economías"

Desde la consolidación de las neurociencias, los psicólogos han emprendido el reto de elaborar una psicología con base en datos biológicos concretos y aislables.

CONCLUSIONES Y CONTEXTUALIZACION

Las NEUROCIENCIAS han tenido un largo recorrido a través de la historia de la comprensión del cerebro. Durante la mayor parte de la historia de la humanidad hemos sido incapaces de entender como es que funciona el cerebro y la mente. Los antiguos egipcios consideraban al cerebro, un órgano inútil. Aristoteles creía que el alma habitaba en el corazón y otros como Descartes creía que el alma entraba al cuerpo a través de la pequeñísima glándula pineal. Después de la " década del cerebro" todo cambio y empezamos por fin, gracias a las nuevas tecnologías y descubrimientos, a conocer el cerebro realmente.
Lo que no aprendimos en toda la historia de la humanidad, después de la década de los 90, empezamos a descubrir y a aprender, pero apenas lo estamos comprendiendo y asimilando.

Sin embargo todavía existen, muchas personas en el ámbito académico, cultura y personas comunes, que se niegan a reconocer su naturaleza y a aceptar las nuevas formas de comprendernos, de comprender nuestro cerebro, nuestra maquina.
La negación y resistencia de muchas personas a las neurociencias, se encuentra en la creencia de que la biología nos viene a despojar de nuestra condición humana, acabaría nuestra parte moral y nos reduciría a no mas que animales guiados por nuestros impulsos y en ese caso se podrían justificar cosas como la violación, el incesto o el asesinato.

Pero contrario a esas creencias se encuentran las que dicen científicos tan reconocidos como Steven Pinker o David Eagleman que proponen que al mostrarle al ser humano sin miedo lo que es, se podrán hacer verdaderos programas de recuperación, predecir y controlar conductas que podrían perjudicar a la sociedad y a ellos mismos.
La negativa a reconocer lo que sucede en nuestra maquina no ayudara a dar repuestas acerca de lo que ocurre en ella, y eso pude tener un costo,


(*)BIENVENIDO AL BLOG VIOLETAS AMIGO GERARD DUVENER (FRANCIA)-Escritor.











4 comentarios:

Beatriz Silva dijo...

Conocernos mejor, entender que existe en nuestro cerebro una fantástica computadora. Reconocer que se nos brinda con las neurociencias y sus investigaciones la magnífica oportunidad de comprender nuestra conducta, quiénes somos en realidad. Comparto un comentario de Alexander Linklater, en The Observer:
“En su libro Incógnito David Eagleman nos ofrece una versión notable de las consecuencias que tiene para nosotros el ascenso de la neurociencia como un instrumento para pensar el mundo, nos pone ante la última frontera de nuestra pequeñez y contingencia: la comprensión de que la conciencia no es el centro de la mente sino una función limitada y ambivalente en un vasto circuito de funciones neurológicas no conscientes. De ahí que la mayoría de nuestras operaciones mentales ocurran “de incógnito”. Pero no debemos preocuparnos por este “descentramiento”, porque la ciencia también nos muestra que el cerebro y la mente y la vida son aún más maravillosas y emocionantes de lo que habíamos pensado hasta ahora”.
Abrirnos a esta aventura, buscar respuestas en cómo educar, comprender los procesos del aprendizaje y la memoria, conocer cómo nuestra mente funciona para solucionar problemas de salud, saber cuáles funciones físicas están involucradas en nuestras relaciones entre nosotros, comprender cómo nos enamoramos, en fin, el ser humano aceptó las expresiones del arte, la novedad de que algunos seres se expresaran para los otros seres bastante más tarde en la historia de la humanidad, creo que enterarnos del trabajo de las neurociencias y su influencia en nuestras vidas y en la sociedad es un importante desafío para ser mejores personas, y pienso que se roza muy estrechamente con la propuesta de paz del G-15. Un saludo afectuoso a todos los amigos!

Hector Mansilla dijo...

Hola amiga Beatriz, me guata tu comentario, donde ademas de tu comentario, transcribes el pensamiento de uno de los mas grandes forjadores de las neurociencias David Eagleman.... muy bueno amiga

Aras- Riga dijo...

POR AHORA NO ESTOY PARA COMENTAR NADA, SOLAMENTE ME LIMITO A SOBREVIVIR A LA OLA DE FRIO INSOPORTABLE QUE ESTAMOS PADECIENDO Y QUE NOS TIENE ACORRALADOS. LES ASEGURO AMIGOS QUE JAMÁS HE VISTO TAN NIEVE JUNTA, ES TREMENDO, NO HAY CALEFACCIÓN QUE ALCANCE. LES ENVÍO TODO MI CARIÑO Y DE MI FAMILIA QUE ME ESTÁ RODEANDO.

Hector Mansilla dijo...

HOLA AMIGO ARAS, ME IMAGINO LA INTENSIDAD DEL FRIÓ EN TU REGIÓN, NOSOTROS VIVIMOS EN ESTA ÉPOCA LO OPUESTO, UN VERANO CON 45º DE SENSACIÓN TÉRMICA, PERO RODEADO COMO ESTAS POR EL CALOR HUMANO DE TU FAMILIA, TODO PASA DESAPERCIBIDO...TE CUENTO QUE EL PRÓXIMO BLOG, BUSCA IMPACTAR EN LA FAMILIA Y EN LOS NIÑOS CON LAS IMÁGENES LOGRADAS....UN ABRAZO ABARCATIVO FAMILIA...