sábado, 14 de junio de 2014

EL LEGADO MAYA - ASTRONOMIA

El caracol observatorio astronómico de CHICHÉN ITZA




Los MAYAS son reconocidos por el preciso Calendario y Astronomía.Los cuatro documentos que sobrevivieron a la conquista (los CÓDICES o LIBROS JEROGLÍFICOS, de los cuales solo se conservan tres y llevan el nombre de los lugares donde se encuentran: DRESDE (Alemania), MADRID (España), y PARÍS (FRANCIA).

Los antiguos MAYAS crearon un sistema adecuado de ESCRITURA y NUMERACIÓN que les permitió calcular la periodicidad de los eclipses de sol y de luna, sus descubrimientos astronómicos se encuentran registrados en las tablas de los eclipses que forman parte del CÓDICE de DRESDE.

En los pueblos antiguos el impacto que causaba un eclipse era muy grande y los SACERDOTES MAYAS, para solucionar futuros problemas, registraban en sus propios libros jeroglíficos lo que sucedía en las ciudades y con los gobernantes.
En el MÉXICO antiguo no se tenían instrumentos para realizar cálculos astronómicos, por eso a la astronomía MESOAMERICANA se la conoce como "Astronomía sin Telescopio", porque solo usaban los ojos, papel y tinta, de acuerdo a la descripción de un fraile, los astrónomos pre-hispánicos, se sentaban en el suelo y sobre sus cabezas colocaban una especie de tela delgada, quizá con ella veían el movimiento periódico de los astros a lo largo del tiempo. Los MAYAS, para realizar sus observaciones, utilizaban las llamadas " varas cruzadas", que eran dos palos amarrados en forma de cruz y puesto sobre otro colocado en forma vertical, y a una distancia de este implemento ponían otro palo y cuando el observador se situaba atrás de alguna de las varas podía hacer un trazo visual. Cuando veían al sol practicaban la astronomía horizontal, por el contrario al observar al cielo se acostaban.
Los pueblos pre-hispánicos construyeron edificios especiales como el el de MONTE ALBAN, OAXACA, y el CARACOL DE CHICHÉN ITZA, a cuya arquitectura hoy se le denomina CALENDÁRICA.
Esas construcciones permitieron registrar algunos puntos del horizonte "pues la astronomía les hacia servir como marcadores"

EL CÓDICE DE DRESDE

Los MAYAS anotaron todas sus observaciones  astronómicas en los CÓDICES o libros jeroglíficos, de los cuales solo se conservan tres, sus creadores los doblaron en forma de acordeón y los hicieron con papel de AMATE. A cada lamina se la denomina pagina y se encuentra dividida en una sección superior y otra inferior, A y B respectivamente. Los sacerdotes mayas leían la parte superior y luego la inferior. En una parte del códice de DRESDE se hace un recuento detallado del comportamiento del planeta VENUS, cuyo ciclo es de de 584 días, "para los sacerdotes mayas lo mas importante eran los GLIFOS de los códices, ya que les permitían conocer con anticipación los augurios y sucesos que ocurrían en fechas importantes para ellos.
También se encuentran registradas en este documento pre-hispánico, los eclipses que ocurrían durante años siguientes en nuestra época. Los mayas llamaban a los eclipses, la comida del sol o de la luna, porque pensaban que un enorme monstruo atacaría a alguno de esos astros. El Códice de Dresde representa la tradición matemática y astronómica que se desarrollo durante el máximo florecimiento maya, comprende cálculos referentes a movimientos planetarios, eclipses y cuentas calendáricas. Para representar matemáticamente el tiempo en que ocurría cada fenómeno astronómico.


Los mayas contaban con un sistema de numeración VIGESIMÁL que utiliza al punto con valor de uno; la raya con valor de cinco y un caracol con valor de cero: ademas, de acuerdo con el lugar en el que se colocaba cada signo, el valor cambia "Las posiciones están ajustadas al calendario solar de 360 días. Reglas que deben seguir para escribir la numeración MAYA: Solo se pueden colocar cuatro puntos en una misma posición, tres rayas en la misma posición, y los puntos se dibujan solo sobre las rayas.  Los cálculos sobre los eclipses solares y lunares que aparecen en el Códice de Dresde presentan 450 lunaciones consecutivas arregladas en 69 grupos separados, 60 de los cuales están formados por 6 lunaciones y 9 por  5 lunaciones cada uno. Un eclipse de sol o de luna se presenta cada 177 días, pero no se observa porque la mayoría ocurre sobre el mar.
En la parte de abajo de las tablas del eclipse del Códice de Dresde se encuentran escritos los números 177 y 148 lo cual, de acuerdo con un astrónomo, "es una proeza intelectual de los MAYAS, semejante a los descubrimientos de NEWTON o EINSTEIN, en su momento porque redujeron el complicado ciclo de los eclipses a estos dos valores", señalo el astrónomo

(*)Aporte de "IRIS-Campeche-México:"La MAYA es una cultura con tanto aporte a la humanidad, y todo lo que falta por descubrir. En varias de sus ruinas los Mayas tenían un conocimiento preciso de la Astronomía, como en CHICHEN ITZA, que en un juego de luz y sombra se ve descender una serpiente por la escalinata, anunciando la Primavera, o en EDZNA que al infiltrarse los rayos por los adornos superiores anuncia la época de siembra, los antropólogos tienen que analizar y en base a la conclusión obtener resultados, los cuales son maravillosos".














.

1 comentario:

LAZLO OBLOSKY dijo...

Como siempre un informe impecable con fotos muy bien seleccionadas. Felicitaciones amigo Héctor y un saludo especial para todos los amigos del G-15, muchos de los cuales están representados en este evento que se está dando muy cerquita de usted, que es el mundial del futboll.