sábado, 19 de octubre de 2013

LA LEYENDA DEL BALLESTERO SUIZO



Según la leyenda, GUILLERMO TELL era un habitante de Burgen, pueblo del Cantón Suizo de Uri, ballestero, famoso por su puntería de finales del siglo XIII y principios del XIV, en aquella época  la casa de Hasburgo se había anexionado algunos cantones Suizos, en su intento de conseguir la continuidad territorial entre sus posesiones en el Alto Rin y las del Tirol, Guillermo Tell (Wilhelm Tell en Alemán , es un héroe legendario de la Independencia Suiza del siglo XVI. No existe ninguna prueba documental  contemporánea a la fecha de existencia de Guillermo Tell, que pueda probar que se tratase de un personaje real. Su existencia aparece en una serie de relatos legendarios de los siglos XV y XVI que incluyen altas dosis de fantasía y motivos folclóricos  no obstante resulta probable que alguno de los rasgos o episodios que se le atribuyen pertenecieran realmente a algún luchador o luchadores por la Independencia de Suiza no identificados de principios del siglo XIV, la imaginación popular habría dotado posteriormente de elementos legendarios; no obstante la leyenda se impuso y cuenta que " cierto día  Guillermo Tell, que hasta entonces no había desarrollado ninguna actividad política  pasaba por la plaza mayor de Altdorf acompañado por su hijo, reuso inclinarse en señal de respeto ante el sombrero instalado en la plaza simbolizando al soberano de la casa de Austria, ante tal muestra de rebeldía ante su legitimo señor, el gobernador de Altdorf, Hermman Gessler, presentado como un individuo colérico y sanguinario, detuvo a Tell, habiendo llegado a sus oídos noticia de su fama como ballestero, le obligo a disparar su ballesta contra una manzana colocada sobre la cabeza de su propio hijo, cual fue situado a 50 pasos de distancia, si Tell acertaba seria exonerado de cualquier cargo, si no lo hacia seria condenado a muerte. Tell intento en vano que Gessler cambiara su castigo, de modo que introdujo dos flechas en su carcaj, apunto y... gracias a su habilidad como ballestero consiguió acertar en el centro de la manzana sin herir a su hijo.

Al preguntarle el gobernador por la razón de su segunda flecha, GUILLERMO TELL le contesto que estaba dirigida al corazón del malvado gobernador en el caso de que la primera flecha hubiera herido a su hijo, enfurecido por la repuesta, volvió a detenerlo y mando a que lo encarcelaran en el castillo de Kusnachh, en el camino al castillo, a través del lago de los cuatro cantones, estallo una tormenta que ha punto estuvo de hundir la nave, desatado por los guardias para que los llevara a tierra, se hizo del control del barco, consiguiendo llegar a la orilla y salvando así su vida y la de los tripulantes entre los que se encontraba el propio Gessler, apenas desembarcado Guillermo Tell Huyo, tendiendo después una emboscada al gobernador a quien mata con la segunda flecha".
Con el transcurso de los siglos, la figura de Guillermo Tell encarno los ideales de la lucha por la libertad e independencia de SUIZA primero, y mas tarde los de amor paterno y la lucha por la justicia.


Numerosos autores especialmente durante el romanticismo, encontraron en GUILLERMO TELL su fuente de inspiración, Friedrich Schiller se baso en la leyenda de Guillermo Tell para escribir un drama en cinco actos y en verso, perteneciente a la época clásica de la literatura Alemana (18o4).
El drama sirvió de inspiración a numerosos autores posteriores.

Por su parte GIOACCHINO  ANTONIO ROSSINI, utilizo la obra de teatro y a partir del texto de Schiller, para componer la opera que lleva el mismo nombre en 1829, que se estreno en París, LA OBERTURA de dicha opera es mundialmente conocida, ROSSINI uno de los músicos mas famosos del siglo XIX. A diferencia de otros compositores de su tiempo tuvo fama y riqueza desde un principio.
A la edad de 37 años, tras el estreno de GUILLERMO TELL, sorprendió con su vacío de producción por 40 años ,hasta su muerte en (1868).

Lo cierto es que, ya mayor ROSSINI comentaría " DESPUÉS DE GUILLERMO TELL, UN ÉXITO MAS EN MI CARRERA NO AÑADIRÍA A MI PRESTIGIO, EN CAMBIO, UN FRACASO PODRÍA AFECTARLO, NI TENGO NECESIDAD DE MAS FAMA NI DESEO EXPONERME A PERDERLE", cuando el mismo WAGNER la vio como perfecta amalgama de música y drama, a lo que ROSSINI ironizo " Entonces compuse música para el futuro? ", el alemán no se quedo atrás respondiendole "No maestro, música para todos los tiempos".

En la década del 50 una serie de TV "EL LLANERO SOLITARIO" dejo gravado en la memoria el ¡¡¡ARRE SILVER, ADELANTE", con una banda sonora de fondo extraordinaria la "OBERTURA DE GUILLERMO TELL DE ROSSINI"


¡¡¡  Un abrazo G-15 !!!



No hay comentarios: