martes, 8 de enero de 2013

Swan Lake...sin palabras

2 comentarios:

norita dijo...

¡¡¡¡QUE REGALO!!!! GRACIAS HECTOR POR ACERCAR CON TU BLOG ESTOS MOMENTOS LLENOS DE BELLEZA, ARMONÍA Y ARTE. REALMENTE TENDRÍA QUE SER SIN COMENTARIOS, SOLO EL VER Y ESCUCHAR, PERO.......NO PUEDO GUARDARME EL PLACER INMENSO QUE HAS OBSEQUIADO A TODO AQUEL QUE AME EL ARTE Y PRINCIPALMENTE PARA AQUELLOS QUE AMAMOS EL BALLET QUE AQUÍ ESTÁ EXPRESADO DE UNA FORMA MAGISTRAL.

Hector Mansilla dijo...

Te hizo recordar a aquella pequeña niña que con una mano tomaba la de su padre y con la otra sus zapatillas de ballet, rumbo al Teatro Colon ....verdad ? si es una belleza, lo recibí hoy por correo y no quería privar a quienes me siguen de esa versión tan propia de oriente, donde traslucen el marcado avance en todas las manifestaciones del arte.