martes, 5 de marzo de 2013

EL PEQUEÑO CHEFS


"comer es recordar, admitiendo que su objetivo es conseguir.                                "SABORES QUE DEJEN MEMORIA "
Como se comportan los sentidos cuando nos sentamos a comer?

Con la VISTA examinamos la carta, la recorremos, y liberamos nuestra imaginación discriminando entre lo clásico y lo innovador, aun no han salido los primeros platos para que el OLFATO, ese órgano de gran poder de evocación ( este curioso sortilegio por el que los humanos somos capaces de colocar ante nuestra imaginación, sucesos o escenarios que, en ese momento, no están al alcance de nuestros ojos, tal vez porque nunca pusimos la mirada sobre ellos.








La evocación es al mismo tiempo, recuerdo y descubrimiento, nostalgia y sorpresa, causa por ello notable movilización de los afectos, requiere mas del corazón que del cerebro, es tomar conciencia de algo, ser sensibles ante una realidad, trágica o hermosa. Y a que viene esto?, que ya sentado a la mesa, lo primero que colocaron por delante fue una copa de un prodigioso tinto que huele a bosque, al perfume balsámico de los pinares, luego llego el primer plato y el PALADAR detecto una sopa deliciosa ( no la esperaba), que solo fue el preludio de otros platos, con lo que alimentábamos nuestro apetito, carne bien condimentada y a punto, pollo, brochetas......cuando aparecieron los postres diversos, entre frutas, tartas de chocolate, el OÍDO percibía a los exaltados comensales y de fondo una agradable melodía, en cuanto al TACTO, no solo se refiere a la piel sino, a los detalles del lugar, el buen humor, al ser sorprendidos por los dueños, preguntándonos  " que no nos había gustado" inaudito !!!

























2 comentarios:

norita dijo...

LAS TEXTURAS, LOS OLORES, LOS COLORES, LA DISPOSICIÓN DE SU ARREGLO, TODO ES UN MENSAJE A NUESTROS SENTIDOS PARA LLAMARNOS A DISFRUTAR ALGO QUE NOS AGRADA. PERO CREO QUE POR SOBRE TODO, EL VERDADERO DISFRUTE DE UNA BUENA COMIDA ES SIN DUDA UNA BUENA COMPAÑÍA, PUES COMO EN TODOS LOS ÓRDENES DE LA VIDA AQUELLO QUE COMPARTIMOS ES DOBLEMENTE SABOREADO. POR ELLO DESDE EL INICIO DE LOS TIEMPOS ERA EL MOMENTO PARA COMPARTIR Y LO SIGUE SIENDO, EL INTERCAMBIO DE IDEAS, DE ANECDOTAS, DE RISAS, DE PROYECTOS, HACEN DE UNA MESA BIEN SERVIDA EL ESCENARIO DE UN MOMENTO GRATO, PLACENTERO Y SOBRE TODO AMENO.

Hector Mansilla dijo...

la comida compartida es un ritual, donde todos los sentidos se ponen en movimiento, lo importante es compartir, lo mucho o lo poco...(la partición del pan )