lunes, 5 de marzo de 2012

ARGENTINA EN IMÁGENES

Blanca venda de nieve le rodea, de nieve que gotea...como  la roja sangre de una herida, abierta en la pelea...
todo es silencio en torno, pero hay algo en el peñasco mismo, que se mueve y palpita cual si fuere, el corazón enfermo del abismo, todo es silencio en torno, si hasta las nubes van pasando calladas, como tropas de espectros que dispersan, las ráfagas heladas...

ARGENTINA SE PUEDE!!!....NO TE SALVES
NO TE QUEDES INMÓVIL AL BORDE DEL CAMINO
NO CONGELES EL JUBILO
NO QUIERAS CON DESGANO
NO TE SALVES AHORA
NI NUNCA.

NO TE SALVES
NO TE LLENES DE CALMA
NO RESERVES DEL MUNDO
SOLO UN RINCÓN TRANQUILO
NO DEJES CAER LOS PARPADOS
PESADOS COMO JUICIOS
NO TE QUEDES SIN LABIOS
NO TE DUERMAS SIN SUEÑO
NO TE PIENSES SIN SANGRE
NO TE JUZGUES SIN TIEMPO.

PERO SI
PESE A TODO
 NO PUEDES EVITARLO
Y CONGELAS EL JUBILO 
Y QUIERES CON DESGANO
Y TE SALVAS AHORA
Y TE LLENAS DE CALMA
Y RESERVAS DEL MUNDO
SOLO UN RINCÓN TRANQUILO
Y DEJAS CAER LOS PARPADOS
PESADOS COMO JUICIOS
Y TE SECAS SIN LABIOS
Y TE DUERMES SIN SUEÑO
Y TE PIENSAS SIN SANGRE
Y TE JUZGAS SIN TIEMPO
Y TE QUEDAS INMÓVIL
AL BORDE DEL CAMINO 
Y TE SALVAS
ENTONCES
NO TE QUEDES CONMIGO
                       MARIO BENEDETTI

1 comentario:

norita dijo...

¡MAGNIFICO! ES UN VIAJE A TRAVES DE ESTE HERMOSO PAIS QUE NOS REGALA TANTOS ENCANTOS NATURALES, ¡OJALA QUE TODOS TENGAMOS LOS OJOS BIEN ABIERTOS PARA APRECIARLO! PORQUE PARA EL RINCON QUE MIREMOS, ENCONTRAREMOS UNA SORPRESA, YA SEA ENTRE LOS HIELOS DEL SUR, COMO EN EL TORRENTE DE LAS CATARATAS, LOS COLORES DE LAS TIERRAS DEL NORTE, LA MAGNIFICENCIA Y ENCANTO DE BUENOS AIRES, Y POR SUPUESTO EN CADA RECODO DE NUESTRAS SIERRAS, EN EL SUSURRO DE CADA ARROYO, Y EN LAS HERMOSAS NOCHES QUE NOS REGALAN UN CIELO CON ESTRELLAS ¡TAN BRILLANTES Y CERCANAS! ES UNA TIERRA BENDECIDA POR DIOS, QUE VOLCÓ SU PALETA DE COLORES PARA PINTARLA Y TODA SU CREATIVIDAD PARA ADORNARLA CON TODOS LOS CLIMAS Y LA VARIEDAD DE SUS PAISAJES. ¡¡¡HERMOSAS TUS FOTOS COMO SIEMPRE!!! GRACIAS POR EL REGALO HÉCTOR.