sábado, 4 de febrero de 2012

SEMIDIOSES Y HEROES - IV

SEMIDIOSES Y HEROES
4. TESEO: Su padre fue EGEO, Rey de Atenas, y su madre ETRA, hija de PITEO, Rey de TRECEN, aunque se dice que su padre era POSEIDON, dice la leyenda, que luego de varios matrimonios sin hijos, fue a consultarle al ORACULO DE DELFOS, pero no entendió el augurio, asi que marcho a TRECEN, esperando que PITIO lo entendiera,En efecto lo entendió y quiso que fuera su hija quien diera a luz a ese niño tan deseado, despues de un gran festín, paso la noche con ETRA, a la mañana siguiente EGEO, le dejo sus sandalias y su espada bajo una gran roca y le dijo a ETRA que cuando el joven fuera lo suficientemente fuerte como para levantarla, se la pusiera y que fuera a Atenas.
 A los 16 años conoció la verdad de su nacimiento, y tras levantar la roca recogió los objetos y se dirigió a Atenas, tuvo que enfrentarse a duros peligros ya que sus primos anhelaban el trono.
Años mas tarde TESEO se ofreció como uno de los jóvenes que servirían de alimento al MINOTAURO en el laberinto de CRETA, le dijo a su padre, que si salia victorioso que el barco llevaría velas blancas, pero si perecía, serian negras. La hija de MINOS, ARIADNA, Rey de CRETA, se enamoro de TESEO y le ayudo, dándole un ovillo de hilo, que TESEO ato al entrar al laberinto y tras matar al MINOTAURO lo utilizo para salir. A la vuelta había tal fiesta en el barco que olvidaron de cambiar las velas negras por las blancas, y creyendo que su hijo había muerto, EGEO se suicido y se tiro al mar. TESEO fue un buen Rey y convirtió a a su ciudad, en capital del estado.
5. ORFEO y EURIDICE: ORFEO  era el musico mas extraordinario de todos los mortales y con su canto deleitaba a todas las criaturas de la naturaleza. El día de su boda con EURIDICE, la bella mujer de quien estaba enamorado, canto mejor que nunca. Todos alrededor parecían festejar su amor con la misma alegría, viendo a los amantes paseando felices por la verde pradera, sin embargo la adversidad los acechaba en el camino y se ensañaría con ellos, una serpiente venenosa mordió a EURIDICE, quien dejando escapar un grito de su garganta cayo herida de muerte.
ORFEO,desesperado, trato inútilmente de ayudarla, pero ya era tarde; el veneno se había esparcido por todo el cuerpo sin darle tiempo a nada e irremediablemente al poco tiempo murió en sus brazos. ORFEO no pudo recuperarse de su profunda pena y toda la naturaleza le acompaño en su dolor. No pudiendo soportar tanto dolor ,ORFEO decidió bajar al averno decidido a recuperar a su amada, acompañado por un barquero, atravesó el oscuro pantano del estigio, que separaba al reino de los vivos del de los muertos; e iluminándose con una antorcha se hundió en las oscuras profundidades de la morada de los muertos. Encontró el rostro ajado de las furias y el perro de tres cabezas CERBERO que custodiaban el palacio de PLUTON y PROSERPINA, los señores de los muertos que se encontraban sentados en sus tronos. Se postro a sus pies y tomando su lira, comenzó a cantar, una hermosa canción, sobre su perdida amada. Todos los presentes lloraron al compás de su triste canto y los reyes se apiadaron de el. PLUTON autorizo a EURIDICE a regresar al mundo de los vivos, pero con una condición,"que ORFEO no girase la cabeza para mirarle en  su viaje de regreso, debiendo confiar en que ella le estaría siguiendo. Una vez afuera ORFEO no pudo evitar darse vuelta, para comprobar se detrás de el venia EURIDICE, sin recordar la condición impuesta de que ambos debían estar afuera. Ni bien sus ojos se posaron en el bello rostro de EURIDICE, esta le dijo adiós y desapareció para siempre, quiso seguirla, pero los espectros le impidieron el paso... su lamento fue convirtiéndose en una triste melodía que atrajo a los animales y arboles del bosque. protegiéndolo de las inclemencias del tiempo.....sigue en V

No hay comentarios: