sábado, 11 de febrero de 2012

EMERGENCIA

EMERGENCIA
Gabriel llego al teléfono segundos antes de que se conectara al contestador automático,(hacia una hora que estaba en mi oficina  y esperaba una reunión en la sala de capacitación de Recursos Humanos, programada para dentro de cinco minutos)
- Hola !!!
- Encontrémonos en el hospital (dijo Ana Maria, en un tono de voz, que dificultaba reconocerla)...Anita esta enferma.
A Gabriel, se le corto la respiración.
- Enferma? otra vez su alergia?
- Si... vamos en el automóvil, se que conducir en estas condiciones es arriesgado, pero es mas rápido a  esperar a que llegue una ambulancia.
Gabriel escucho a través del auricular, el espantoso sonido de la respiración sibilante de Anita.
- Ya le distes el antihistaminico?
- Si... aunque tarde... no me aviso de inmediato.
- Ana Maria, coloca el auricular en el oído de Anita ( la respiración asmática se oyó mas fuerte)
- Anita!!!, cariño, habla papa, vas a estar bien, no te asustes, llegare al hospital, detrás de ustedes. ¿ de acuerdo?, eres una niña muy buena... ¿me pasas con mama? Ana Maria tomo el teléfono, estaba muy asustada
- Si!!!
- Tranquilízate, salgo ahora mismo, no vemos allá
En pocos minutos Gabriel estaba en la carretera., el trayecto fue una pesadilla; El VW Golf patino al hacer un giro, pero pudo controlarlo, se detuvo cerca de la entrada de la sala de EMERGENCIAS y estaciono, detrás del auto de Ana Maria
Anita estaba recostada sobre una camilla, su rostro adematizado, cubierto por una mascara de oxigeno, no se podía distinguir si el silbido de la respiración había empezado a disminuir, la mascara apagaba el sonido, se dio cuenta de que le había brotado una fuerte urticaria en el pecho descubierto e imagino que lo tenia en todo el cuerpo, por la forma en que se retorcía. Rabian canalizado una de sus pequeñas manos; el aparato para controlar su tensión, ya estaba en posición. El Dr David, llego acompañado de un pediatra, cuya presencia había solicitado, apenas ingreso la paciente, una enfermera, dos bolsas de suero endovenoso y Gabriel, que sujetaba la mano libre de Anita, le rodeaban. Su tono tranquilizador contrastaba con su mirada de pánico, le acaricio el cabello, estaba empapada...¿Como te sientes...mejor?.
Los ojos de Anita empequeñecidos y asustados con el rostro abotagado, se abrieron, miro un instante y volvieron a cerrarse.
-Tal vez demore un rato mas en recuperarse, ( Comento David), Gabriel parecía destrozado, hablaba con voz suave y ronca, los ojos cerrados de Anita no pudieron impedir la fuga de una diminuta lagrima se escurriera por su mejilla, Gabriel limpio la lagrima de la niña y continuo acariciándole la mano, para que pudiera sentir su presencia
Anita emitió un sonido, pero seguía con los ojos cerrados,...por lo general lo peor pasaba en una o dos horas y luego de vuelta a casa.
.........continua en parte 2

No hay comentarios: